Daniel Mateo: “Somos entrenadores de niños y formadores de personas”

Desde el momento que supe que la siguiente entrevista sería la de Daniel Mateo, tenía claro que la humildad, la pasión y el buen hacer serían protagonistas. Y lo cierto es que no estaba equivocada.

En sus primeras palabras, Mateo ya me demostró que el fútbol es más que un deporte y así, se lo inculca a sus jugadores en cada charla, en cada entrenamiento y en cada partido.

Llegó al TrivalValderas hace mucho años y lo hizo no sólo para quedarse, sino para ser una pieza clave de este club. Esta temporada lleva el timón del Benjamín “C” y es el preparador físico del Alevín “A”.

Además, su amor por el fútbol llega hasta tal punto que compagina su faceta de entrenador con la de jugador del Primer Equipo. Quienes han compartido vestuario con él, dicen que “es un gran compañero y una gran persona” y tienen claro que “Mateo siempre tiene que estar en su equipo”.

Ahora disfruten de la entrevista:

 

¿Quién es Dani Mateo?

Una persona sencilla, empática y divertida, que disfruta con poco.

 

¿Cuál es tu lema de vida?

Asumir que rendirse no es una opción.

 

¿Qué sería Dani sin el fútbol?

No te sabría decir porque crecí desde pequeño viendo jugar a mi hermano y jugando con mi padre y de una u otra forma siempre estaba pegado a un balón.

 

¿Desde cuándo llevas ligado a este deporte?

Desde que era un enano. Comencé jugando fútbol sala hace muchos años cuando era el A.P Trival. Luego en el equipo de fútbol sala de mi colegio y luego di el salto al fútbol 11 en TrivalValderas.

 

¿Y cómo llegaste al club?

Llegué porque por tenía un vecino que jugaba en el Trival. Además, llevaba unos años en los que me llamaba la atención el fútbol 11 y a los 13 años cambié los balones de fútbol sala por los Mikasa.

 

¿En qué se diferencia este club del resto?

Bueno, cuando haces esta pregunta a tanta gente diferente, y todas ellas responden lo mismo es por algo. Se trata de un club cercano, humilde, trabajador y que explota al 120% sus recursos para poder satisfacer las necesidades de todos.

 

¿Qué sentiste la primera vez que entraste a un vestuario y te encontraste con todas las miradas fijadas en ti?

Qué sentí y qué sigo sintiendo, porque cada inicio de temporada lo siento como el primer día. Sus caras muestran la confianza en mí por aprender y mejorar día a día, por lo que desde ese momento yo asumo una responsabilidad para no defraudarles.

 

¿Cómo es Dani entrenando?

Me considero una persona cercana a los chicos, a los que me gusta ayudar con mi experiencia y escuchar las inquietudes que tienen. Me gusta la perfección (en ocasiones demasiado), la disciplina y el trabajo bien hecho. Estos factores para mi no son negociables. Intento sacar lo mejor de cada niño, primero en beneficio del grupo y luego para el suyo.

 

¿Cómo te gusta que sean los entrenamientos?

Me gusta aprovechar el tiempo, por lo que me gusta tenerlo todo organizado y no dar pie a la improvisación. Me gustan las tareas competitivas y con mucha toma de decisión para que tengan que pensar todo el rato.

 

¿Qué les exiges a tus jugadores?

Dependiendo del grupo, exiges más menos y unas cosas u otras. El grupo del Alevín “A”, son niños con muy buena predisposición al trabajo, les exijo por lo tanto, compromiso, trabajo y sobre todo esfuerzo por mejorar cada día. Al Benjamín “C” igual, pero de forma maquillada, más amena y divertida dentro de un orden y una disciplina que les haga seguir teniendo gusto por este deporte.

 

¿Qué es lo primero que valoras en un jugador?

Que me escuche tanto en los elogios como en las correcciones. Parece sencillo y poca cosa, pero muchos niños te oyen y no escuchan las correcciones, y es un factor clave para corregir sus errores.

 

Me han dicho varios pajarillos que tus niños te adoran, ¿cuál es el secreto?

Eso se lo tendrías que preguntar a ellos, pero seguramente sin su confianza, no podría ser como soy con ellos.

 

En tu opinión, ¿qué cualidades debe tener un entrenador por encima de todo?

Debe ser líder, motivador, cercano, que viva el fútbol y paciente, muy paciente.

 

En este sentido, ¿hasta qué punto es importante la formación?

Es lo más importante. En ocasiones, no nos damos cuenta de la importancia y de la responsabilidad que tenemos cuando tratamos con los chicos. Somos entrenadores de niños y formadores de personas. Yo como maestro que soy, considero que a veces nos olvidamos de controlar los parámetros relacionados con el ámbito educativo. Son esponjas para lo bueno y lo malo, y de lo último sobre todo somos nosotros los culpables.

 

¿Cómo ves a tu equipo este año?

Los veo muy bien. Trabajan y se esfuerzan tanto en entrenamientos y partidos y ante eso no hay reproche alguno. Podrán luego ganar, jugar mejor o peor, pero el trabajo no se negocia.

 

También eres jugador del Primer Equipo, ¿es más difícil ser entrenador o jugador?

Pfff no sabría que responder. Aunque creo que algo más difícil lo tiene un entrenador, ya que tiene que saber gestionar y llevar un grupo con todo lo que ello implica. No es lo mismo como entrenador, intentar dedicarse a 22 jugadores que como jugador demostrar a una persona tú validez.

 

¿De qué forma te ayuda a la hora de tratar con tus niños el hecho de ser jugador como ellos?

Es gratificante porque recuerdas situaciones y momentos similares a las que ellos viven e intentas reconducir la situación hacia una visión más optimista. Cuando hay jugadores que fallan en jugadas clave o chicos que juegan menos, intentas hacerles ver que en algún momento todos fallamos o disputamos menos minutos, pero no por ello hay que desistir y abandonar a la primera de cambio. Hay que hacerles ver que el error forma parte de esto y que cuanto antes lo entiendan menos respeto tendrán a fallar.

 

Mejor momento deportivo tanto como jugador como entrenador:

Como entrenador, casi todo los años enorgullece ver la progresión de los más pequeños desde que comienzan hasta que acaban. También recuerdo el ascenso del Alevín “A”, a la máxima categoría, de la cual disfrutamos a día de hoy. Como jugador, ganar una liga tan complicada como es la Tercera División madrileña y lograr ascender a 2B.

 

Y por último:

 

Un equipo:

Real Madrid.

 

Un entrenador que te inspire:

Guardiola.

 

Un jugador:

Roberto Carlos.

 

Tu último capricho:

Unos botines.

 

Una virtud:

Constancia.

 

Un defecto:

Muchos.

 

Algo que nunca perdonarías:

La traición.

 

Un sueño por cumplir:

Sería bonito vivir del fútbol…

Comparte!
Twitter
Facebook
Instagram
YouTube

1 thought on “Daniel Mateo: “Somos entrenadores de niños y formadores de personas”

  1. Me encanta la entrevista y me encanta Mateo.
    Gracias por formar parte y estar la vida de nuestro hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *