Emilio Fernández, entrenador del TrivalValderas: “Me gusta enseñar a los jugadores que de las derrotas también se aprende”

Emilio Fernández, entrenador del TrivalValderas: “Me gusta enseñar a los jugadores que de las derrotas también se aprende”

22/05/2019 1 Por Admin

Siempre tiene alguna gracia o broma. Y, es que, para nuestro entrenador Emilio Fernández es muy importante el “buen rollo” en la vida. Así, se lo inculca a sus jugadores en todos los entrenamientos y partidos: da igual que se pierda o se gane, lo importante es que aprendan y disfruten.

Llegó al TrivalValderas cuando era alevín de segundo año. Tras varias lesiones, decidió abandonar el césped por los banquillos y así seguir disfrutando del fútbol.

Para conocerle un poco más, le hemos entrevistado:

¿Quién es Emilio?

Es un chico que ha crecido en el TrivalValderas, que empatiza bien con las personas y que le gusta mucho hacer bromas y hablar. También es muy cercano y muy familiar.

¿Qué es para ti jugar bien al fútbol?

Significa muchas cosas no sólo lo técnico, sino saber que estás en un grupo y que tienes un compromiso, aunque sobre todo es divertirse. Sentir que de verdad has aprendido algo.

¿Y ser un buen entrenador?

Para mi es como una relación. Tu puedes saber mucho de fútbol, pero si no se tiene una buena relación con los jugadores en la que ellos te entiendan, este deporte no vale para nada. Tienes que estar dándoles siempre una de cal y una de arena.

Si tuvieras que quedarte con una única cosa, ¿elegirías ser entrenador o jugador?

Me quedaría con el papel de entrenador, porque como jugador he pasado por episodios de muchas lesiones. Cuando estoy con los niños, me olvido de los problemas y disfruto con ellos. Me encanta acabar la temporada y descubrir que los jugadores han aprendido cosas que antes no sabían.

¿Cómo llegaste a los banquillos?

Empecé con Víctor Chamarro que estuvo muchos años en la escuela como entrenador. Me comentó que si quería echarle una mano con los juveniles. Estuve dos años con él y luego pasé de segundo en un benjamín del Atlético Cañada hasta que llegué a los alevines.

¿Para qué entrenas?

Para formar a los niños e inculcarles valores. Me gusta enseñarles que el fútbol es una salida más para evadirte de la rutina y para practicar un deporte.

¿Qué persona es de la que más has aprendido en el fútbol? ¿Y qué te enseñó?

Pablo Villa, un entrenador que tuve hace unos años y que ahora es uno de los asistentes de Unai Emery en el Arsenal Football Club. Me enseñó mucho el tema del esfuerzo, del compromiso y el trabajo grupal. Siempre se preocupó por mí. Me fue a ver al hospital cuando me lesioné. Fue un poco mi modelo a seguir porque él incentiva mucho a los jugadores y les invitaba a ser mejores.

¿Cómo te ganas a los jugadores?

Creo que primero hay que ganárselos siendo un poco estricto, hablando con ellos de lo que sucede tanto en los entrenamientos como en los partidos y ya por último haciendo otro tipo de actividades con ellos, como por ejemplo, una pachanga, una tarde bolera o una merienda.

¿Cuándo hay que elogiar y cuando darle un toque a un futbolista?

Depende un poco del entrenador. Yo no soy partidario ni de que a los mejores jugadores haya que estar elogiándolos siempre ni a los que son peores, darles más caña. Creo que todo va por momentos. Si el jugador está teniendo una trayectoria buena, hay que seguir animándole y cuando un jugador está decaído, hay que animarle y darle caña para que él se de cuenta que puede salir de ahí.

¿Cómo se consigue reforzar mentalmente a un equipo tras una derrota?

La derrota es un factor muy importante, porque los niños asocian la derrota con el fracaso y es todo lo contrario, porque de una derrota también se aprende. Tienes que concenciarles de los errores que han cometido, de que algunas son mejores que el rival pero que por cuestión de suerte o acierto, hay situaciones que no se pueden manejar. Es enseñarles que de la derrota también se aprende.

¿Qué destacas del club? ¿Y de tus equipos?

La metodología y la organización. En cuanto a mis equipos, el compromiso y la seriedad que tienen a la hora de hacer cualquier cosa. Soy un entrenador muy estricto y cuando veo que hay algún jugador que no está comprometido, le mando a su casa.

¿Qué otras aficiones tienes?

La bolera, jugar al ordenador, el cine y la música.

Una manía

Nunca digo buena suerte, sino buen partido.

Una virtud

El compañerismo, la empatía y el compromiso.

Un defecto

El exceso de exigencia.

Un equipo de fútbol

Real Madrid.

Un estadio

Santiago Bernabéu.

Un entrenador

Emery.

Un sueño

Entrenar un equipo grande.

Comparte!
Twitter
Facebook
Instagram
YouTube