Juanan Rodríguez, entrenador del TrivalValderas: “Sin el fútbol a mi vida le faltaría algo”

Quizá la entrevista a la que me enfrento hoy sea la más “complicada” que he hecho desde que ejerzo el periodismo y eso que he tenido la oportunidad de escuchar a viva voz el sufrimiento de víctimas de terrorismo y de maltrato, pero hoy se mezcla lo profesional con lo personal. Desde luego que daré rienda suelta a mis sentimientos, pero siempre desde la objetividad.

Diré que Juanan Rodríguez sabía antes de dar la primera patada a un balón que su mundo estaría ligado al fútbol. Antes de pronunciar mamá o papá, ya tenía entre sus manos un balón. Desde ese instante, no ha dejado de lado nunca este deporte. Y, es que, si algo tiene claro es que el fútbol es su pasión, su felicidad, su vida.

Le he visto llorar tras una derrota, desbordar alegría tras una ansiada victoria, pero sobre todo le he visto vivir y sentir este deporte. Por eso, los que le rodeamos no nos sorprendió cuando nos dijo que también quería vivir el fútbol desde un banquillo. Y dicho y hecho.

Juanan llegó al TrivalValderas hace tres temporadas para jugar en el Primer Equipo, pero desde que pisó La Canaleja lleva al club en el corazón. Este año ha estado al frente del Infantil “B”, del que destaca su “esfuerzo y trabajo”.

 

Le hemos entrevistado para saber un poco más de él:

 

¿Quién es Juanan?

Juanan es una persona humilde, ambiciosa en todo lo que hace, muy familiar y un apasionado de este precioso deporte llamado fútbol.

 

¿Qué es para ti el fútbol?

Es una de las cosas más importantes que tengo. Sin el fútbol a mi vida le faltaría algo.

 

¿Qué te ha dado este deporte? ¿Y qué te ha quitado?

Me ha dado muchísimo más de lo que me ha quitado. Me ha dado valores muy importantes que considero vitales en la vida, momentos únicos e inolvidables, anécdotas vividas en un vestuario o en un campo de fútbol que se recuerdan, pero sobre todo me ha dado muchos y muy buenos amigos.

Cuando pasa el tiempo, te das cuenta que por ellos mereció la pena todo. Es verdad que es muy sacrificado, porque me quita mucho tiempo para estar con mi novia y mi familia, pero soy de los que piensa que hay tiempo para todo si uno se organiza.  

 

Si volvieras a nacer, ¿volverías a elegir este deporte?

Sin ninguna duda. No podría vivir sin el fútbol.

 

¿En qué momento Juanan se da cuenta que también quiere dirigir un vestuario?

En mi etapa de juvenil empecé a ser consciente de lo que hacía en el campo y fue cuando decidí coger un equipo de alevines en el C.D. Leganés. Es cierto que ya apuntaba maneras cuando organizaba y dirigía a mis amigos para jugar contra gente del barrio, donde nos jugábamos un refresco.

 

¿De quién has aprendido más de fútbol?

He tenido la suerte de tener muy buenos entrenadores y grandísimos compañeros de los que he cogido lo mejor de cada uno.

 

¿Cuándo llegas al TrivalValderas?

Llegué hace dos temporadas cuando jugaba en el primer equipo. Me gustó mucho lo que veía, me gustaba la organización de la escuela, el buen ambiente que se respiraba, entonces pensé que era el lugar perfecto para seguir creciendo como entrenador.

 

¿Es más fácil ser entrenador o jugador?

Es muchísimo más fácil ser jugador y te lo digo por experiencia. El jugador sólo tiene que exigirse en los entrenamientos e intentar cuidarse todo lo posible para llegar en las máximas condiciones al partido.

Mientras que el entrenador debe preparar y ejecutar los entrenamientos, gestionar a los jugadores, preparar y dirigir el partido, establecer objetivos, transmitirles sus ideas con claridad, motivarlos, etc..Y más cosas aún cuando te toca afronta la semana con una derrota.

 

¿Cómo te ayuda el hecho de que tu también seas jugador?

Tengo la suerte de entender cómo piensan los jugadores y cómo pueden actuar, porque yo tambien estoy en su situación. Lo que les intento enseñar es a pensar y a actuar como futbolistas. Una vez que lo logras, lo demás sale automático.

 

¿Y cómo te los ganas?

Los jugadores deben creer en el entrenador. Es un proceso complicado, pero principalmente hay que buscar el equilibrio entre seriedad y diversión. Todo ello exprimiendo su potencial. Luego son ellos mismos los que se dan cuenta de su progresión.

 

¿Crees que la motivación gana partidos?

Es verdad que hay mil factores en un partido, pero sin motivación es muy probable que no se gange. Creo que la motivación es un factor fundamental a la hora de afrontar una competición por delante incluso de la técnica o la táctica.

En mis charlas antes de los partidos, prefiero tocar al jugador psicológicamente y que salga enchufado. Considero más importante el nivel mental del jugador que lo que tiene que hacer técnica o tácticamente, porque esto último se trabaja durante toda la semana.

 

¿Cómo se consigue reforzar mentalmente a un equipo tras una derrota?

Esa es una pregunta que nos hacemos los entrenadores habitualmente. Cada uno tendrá su método, pero a veces no funciona con todos los jugadores ni en todos los momentos. Lo que yo hago en el entrenamiento siguiente del partido es analizarlo con mis jugadores. Son ellos los que dicen qué han hecho bien y qué no han hecho tan bien.

Ante las derrotas, me gusta reforzar y potenciar lo que se ha hecho bien y durante la semana trabajar lo que no se ha hecho bien. Creo que es la mejor forma de decirle al jugador que continué haciendo las cosas bien y que entrene lo que está peor.

 

¿Qué balance harías de la temporada del Infantil “B”?

El balance es muy positivo. Hemos cumplido el objetivo de la escuela que era potenciar a los jugadores para que el año que viene estén en la mayor categoría posible. Hemos estado incluso peleando con el Fuenlabrada por ser el mejor “B” de la competición.

 

También hemos cumplido un objetivo que nos propusimos en el vestuario que era ser el equipo menos goleado de la Liga. Desde luego es un un premio al esfuerzo, la constancia y la profesionalidad que han demostrado mis jugadores como equipo durante toda la temporada. Hemos formado una gran familia y estoy orgulloso de todos ellos.

 

¿Con qué mensaje quieres que se queden tus jugadores esta temporada?

Mi mensaje durante toda la temporada ha sido claro: hay momentos donde hay que ponerse el mono de trabajo y trabajar y hay otros donde hay que ponerse el traje de fiesta y disfrutar. Son los jugadores los que deben saber qué traje ponerse en cada momento.

 

¿Qué otras aficiones tienes?

Me encanta viajar y cualquier lugar donde pueda bañarme. Me gustan todos los deportes, especialmente el pádel, el ciclismo y el senderismo.

 

Una manía

Salir el último del vestuario después de los partidos.

 

Una virtud

El optimismo.

 

Un defecto

La cabezonería.

 

Un equipo de fútbol

Real Madrid.

 

Un estadio

Santiago Bernabéu.

 

Un entrenador

José Mourinho.

 

Un sueño

Seguir disfrutando del fútbol.

Comparte!
Twitter
Facebook
Instagram
YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *