Sonia, personal del TrivalValderas: “Me emociona ver cómo los equipos se unen cuando las cosas van mal”

Si algo tiene Sonia es simpatía. Da gusto acercarse a la tienda del TrivalValderas, porque sabes que saldrás con una sonrisa de oreja a oreja. Lleva como personal de la escuela desde hace tres temporadas, aunque como mamá de jugadores lleva muchos años más.

Hemos charlado con ella para saber cómo viven el fútbol los padres de nuestros jugadores:

¿Quién es Sonia?

Me considero una persona sociable y sencilla. Mee encanta ayudar en lo que pueda. Soy muy responsable y me gustan las cosas organizadas.

 

¿Desde cuándo llevas ligada al fútbol?

Es un deporte que siempre me ha gustado y me hubiese encantado haberlo practicado, pero antes no había tantas facilidades para que una chica entrenara y jugara. En concreto, ligada al fútbol llevó desde que mis hijos eran pequeños. Álex que es el mayor, tendría seis años cuando empezó a jugar fútbol sala y luego Iván que siempre llevaba un balón en los pies.

 

¿Qué es lo que más te gusta de este deporte? ¿Y lo que menos?

Lo que más me gusta es la sensación de unión en un equipo, el compañerismo. Me emociona ver cómo se unen cuando las cosas van mal para tirar para delante o cuando las cosas van bien como lo disfrutan unidos, como se apoyan los unos a los otros. En el fútbol se hacen grandes amistades. Lo que menos me gusta son las lesiones, sufro mucho cuando les veo no poder hacer lo que les hace feliz.

 

Tienes dos hijos que siempre se han dedicado a este deporte, ¿cómo recuerdas esos primeros años? ¿lo sigues viviendo igual ahora?

Cuando eran pequeñajos lo he disfrutado muchísimo. Era súper divertido verlos jugar y después la piña que hacíamos los padres. Cuando acababan los partidos los chicos seguían jugando al fútbol donde pudieran y los padres seguíamos comentando las jugadas o lo que surgiera…jajaja. Los padres nos hemos reído muchísimo y hemos hecho buenas amistades. Ahora no es lo mismo porque ya son más mayores y, por lo tanto,más competitivos y más intensos. 

 

Seguro que como madre tienes más de una anécdota…

Más que anécdotas, momentos que han sido especiales. Recuerdo cuando en Benjamín con Álvaro García, el equipo de Alex ganó la MadridSurCup. Sus caritas eran de felicidad. O cuando el equipo de Iván, que eran los pequeñajos, ganaron a los mayores en un Ernesto Aldea. Estaban tan emocionados que no se lo creían. También recuerdo el Torneo de Donosti y ver a los niños desfilar por Anoeta. Son momentos para recordar toda la vida.

 

¿Cómo crees que ha ayudado a tus hijos estar ligados al fútbol?

El fútbol, a parte de hacer deporte, yo creo que les aporta valores importantes como la disciplina, el compromiso, el respeto, el esfuerzo por conseguir lo que quieres. Les ayuda a lidiar con sentimientos como la paciencia, la frustación, el desánimo. Todo es parte de esta vida y hay que enfrentarse a ello y superarlo. Algo importante también es la sociabilidad, sobre todo para los chicos más tímidos, les ayuda a abrirse, a atreverse, haciendo lo que más te gusta es más fácil.

 

¿Cuándo llegas al TrivalValderas?

Llegamos al Trival en la temporada 2009-2010. Hace 11 años ya.

 

¿Qué destacarías del TrivalValderas?

El TrivalValderas es una familia. Me gusta su organización y los valores por los que se rigen. 

 

¿Qué hobbies tienes?

El aeróbic y bailar. Disfruto muchísimo bailando. También me gusta mucho ver pelis y series.

 

¿Montaña o playa?

Playa. Sin duda un paseo por la playa o un atardecer mirando al mar no tiene precio.

 

¿Cine o un libro?

Cine.

 

¿Una comida?

La pasta.

 

¿Un sueño?

Ver a mis hijos felices y viajar.

Comparte!
Twitter
Facebook
Instagram
YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *