Víctor, entrenador del TrivalValderas: “Mi sueño es poder levantarme cada día y que mi trabajo principal sea el fútbol”

Cuando se junta la profesionalidad con la pasión el resultado es Víctor. Nuestro entrenador ya estaba enamorado de este deporte antes de nacer. Vive por y para él. Por eso, es tan fácil tenerlo de compañero.

Le hemos entrevistado para que nos cuente cómo empezó todo: 

 

¿Cómo es Víctor?

Me considero una persona bastante sencilla, humilde, muy sociable y que es feliz disfrutando de las pequeñas cosas del día a día. 

 

¿Qué relación tienes con el mundo del fútbol?

Desde que tengo uso de razón ha sido mi pasión. Lo he disfrutado muchísimo durante toda mi vida, y estos últimos años también ejerciendo de entrenador y de analista táctico que es otra faceta que me apasiona. Mi sueño es poder levantarme cada día y que mi trabajo principal sea el fútbol o algo relacionado con ello. 

 

¿En qué momento decidiste dedicarte de pleno a ello?

Es algo que ya sabía que ocurriría desde que era pequeño. Para mi era algo más que un hobbie, aunque hubo un punto clave que fue cuando empecé a  observar en vez de solo visualizar y a preguntarme el por qué de las cosas que sucedían, cómo hacer daño a un equipo y cómo contrarrestarlo y sobre todo unas ganas tremendas de dedicarle tiempo en formarme. 

 

Así, comencé de manera autodidacta, me podía pasar horas y horas viendo fútbol de todo tipo y tratando de aprender de todo lo que encontraba ya fuese en Internet o libros. Después me apunte a los cursos de entrenador, aunque cuanto más estudio fútbol más me doy cuenta de que no tengo ni idea de nada jajajaja hay que currarselo mucho si quieres estar en un banquillo o en un cuerpo técnico y hacerlo bien. Y en ello estoy, todavía aprendiendo día a día. 

 

¿Y cómo eres entrenando?

Me gusta trabajar muy bien los partidos y que los jugadores el fin de semana vean reflejado ese trabajo  Me lo tomó lo más en serio posible. Como yo me exijo también soy muy exigente con ellos y trato de que ellos también den un pasito más y no sólo vengan a echar el rato, sino que se lo tomen en serio y sean partícipes de ello.

 

Mi seña de identidad es tratar de que se compita hasta el último segundo sea cual sea el resultado y en ese aspecto no veo diferencia en entrenar o jugar en un equipo u otro porque sería prácticamente igual ya que no concibo esforzarse más o menos entrenes o juegues en un cadete que un alevín, una letra A que una H, sabiendo de las circunstancias de cada grupo siempre eso sí. 

 

¿Cómo se hace un entrenador?

Yo me preguntaría ¿cuando se deja de hacer? Como dije antes, cada día se aprende algo más que ayer y esto avanza a muchísima velocidad, si no te actualizas y  te sigues formando te estancas así que es una profesión de constante actualización y en la que cada día tenemos una versión un poco más actualizada. 

 

¿Qué ha significado para ti dedicarte a este deporte?

 

Para mi es felicidad. Sólo el que tiene este gusanillo dentro conoce la sensación que produce dirigir a tu equipo (o cualquier otra faceta dentro de un club de fútbol), y es que por muy mal día que tenga, llegó a mi entrenamiento o partido y ese ratito soy capaz de desconectar de todo lo malo y disfrutó muchísimo y es una sensación que engancha y a mi personalmente me encanta. Para trabajar fuera del fútbol apagó el despertador tres veces antes de abrir los ojos y cuando hay partido me despierto con el gusanillo en la tripa incluso antes de que suene el despertador, digamos que es lo más parecido al amor jajajaja.

 

¿Cómo logra un entrenador tener “enganchados” a sus jugadores?

Yo no sé cómo lo hará el resto pero yo trato de ir siempre de cara con ellos. Decirles toda la verdad y demostrarles que con trabajo de calidad tanto del cuerpo técnico como de ellos se consiguen cosas. Es un proceso que por suerte estas temporadas aquí tardó poco en surgir porque en cuanto ven que lo que hablamos en el vestuario sucede de verdad, les eres sincero,les escuchas, les ayudas y “eres uno más”. Aunque seas el que dirige, empiezas a ver esas caras que te miran con convencimiento de ir al fin del mundo con lo que pidas. 

 

¿Qué les pides?

Que se dejen ayudar, nosotros somos una herramienta más para ellos y su mejora como futbolistas, que escuchen, que piensen y que decidan lo que ellos crean que es mejor.

 

¿Cómo llegaste al TrivalValderas?

Llegué en diciembre de la temporada 2017-2018, había salido de otro club y quería descansar un poco, pero Fernando Gordo que es compañero mío me propuso hablar con el coordinador de la escuela, Jaime, sin ninguna pretensión en principio, simplemente por conocernos. Yo ya conocía la escuela desde fuera como seguidor del fútbol base madrileño y era un sitio que me gustaba muchísimo, pero desde el momento que hablé con Jaime supe que este era mi sitio. Ese primer año les ayude en labores de captación y, a partir de ahí, ya comencé como entrenador en esta escuela. 

 

¿Qué valoras de esta escuela? 

Las facilidades que me aportan para poder realizar mi trabajo de la manera más profesional posible, tenemos muchos medios a nuestro alcance como preparadores físicos de muy buen nivel como por ejemplo Alex Díaz mi compañero en estas dos temporadas, fisioterapeutas, psicólogos, readaptador, coordinadores que te solucionan y ayudan ante cualquier situación y algo que hace bueno a cualquier entrenador, jugadores con muy buena base futbolística que hace latente el gran trabajo que realizan el resto de entrenadores desde la base.Pero sobre todo y para mi algo importantísimo es que desde el primer minuto me han hecho sentir parte de una gran familia y cuando sientes algo como tuyo siempre das el máximo posible. 

 

¿Cómo ves a tus chicos este año?

Este año repito con el Infantil “D”, el listón del año pasado estaba muy alto porque tenía un gran equipo que me hizo vivir hasta el momento la temporada donde más disfruté y me divertí entrenando. Tras un mes de junio frenético en el que volvimos locos a los coordinadores ha quedado una plantilla muy solvente que está compitiendo en una categoría superior de una manera alucinante.

 

¿Qué objetivos tienes con ellos?

El objetivo del equipo es el formativo y que conozcan y mejoren en todos los aspectos técnico-tácticos. Son niños de primer año en su mayoría que tienen proyección para dar un salto a equipos de rendimiento en su segundo año y yo trato de ayudarles a que sean mejores cada día inculcandoles la ley del esfuerzo para conseguir las cosas, que siempre traten de pensar y tener una buena toma de decisiones y cuanto más rápido mejor porque creo que es lo que marca diferencias y sobre todo tener atrevimiento y no tener ningún miedo a fallar, porque sin intentarlo es difícil mejorar, es ley de vida equivocarnos, corregir y mejorar. 

 

Vamos a dar un salto, ¿en qué posición ves al equipo al acabar junio?

De momento la cosa no va mal, pero el trabajo no va enfocado en ese sentido aunque está claro que cuanto más alto esté el equipo muchísimo mejor para todos nosotros y para el club. Con que sigan compitiendo cada partido como hasta ahora me quedaría bastante satisfecho y si conseguimos esto seguro que estaremos en la parte alta de la clasificación. 

 

Cuéntanos alguna anécdota que hayas vivido con tus jugadores

Tenemos unos cuantos personajillos pero de momento nada reseñable, fuera de los que se presentan a algún partido sin algo tan “poco” importante para jugar como las botas o los pantalones, pero al fin y al cabo están siendo buenos. A final de año seguro que algo más jugoso (como las pizzas durante el entrenamiento de uno el año pasado) te podríamos contar. 

 

Una vez que Víctor deja la ropa de entrenamiento, ¿cómo se divierte?

Viendo más fútbol jajajaja. También me gusta hacer deporte (el que sea) pasar tiempo con mis amigos y sobre todo ahora disfrutar de mi mujer (una bendita que me soporta en el día a día) y mi pequeñajo Hugo que va camino de los cinco meses y que son mi gasolina para afrontar cada día. 

 

Un escudo

CD. Leganés.

 

Un entrenador

Más que uno mediático diré que hay muchos compañeros de profesión de los que aprendí mucho y admiro: Juan, Carlos, Jesús , José y nuestro Álvaro García. 

 

Un deseo para este 2020

Deportivamente me gustaría que todos los equipos del club logren sus objetivos, en especial los equipos “A” porque son muy importantes para el resto de la escuela y personalmente que todos tengamos salud.

Comparte!
Twitter
Facebook
Instagram
YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *